cahuita10.jpg
cahuita10.jpg

Cahuita parque nacional.jpg
Cahuita parque nacional.jpg

cahuita10.jpg
cahuita10.jpg

1/2

Parque nacional Cahuita:

Playas de arena blanca repletas de cocoteros, una atmósfera relajada y la ausencia total de actividades o ruidos estresantes: Perfecto para el descanso.

Hay tres playas junto al pueblo; 
Una cerca de la barrera de coral que llega hasta Puerto Viejo, 
otra menos frecuentada, de varios kilómetros de largo, al norte de Cahuita,
y la tercera que llega hasta el Parque Natural de Cahuita.

Puerto Viejo (2).jpg
Puerto Viejo (2).jpg

Puerto Viejo (2).jpg
Puerto Viejo (2).jpg

1/1

Puerto Viejo:

Playas de arena blanca repletas de cocoteros, una atmósfera relajada y la ausencia total de actividades o ruidos estresantes: Perfecto para el descanso.

Hay tres playas junto al pueblo; 
Una cerca de la barrera de coral que llega hasta Puerto Viejo, 
otra menos frecuentada, de varios kilómetros de largo, al norte de Cahuita,
y la tercera que llega hasta el Parque Natural de Cahuita.

Manzanillo.png
Manzanillo.png

Manzanillo.png
Manzanillo.png

1/1

Manzanillo: 

El pueblo de Manzanillo, recibe su nombre del viejo árbol que se erguía en la plaza central del pueblo, hasta que murió 1940. Se encuentra ubicado a 12 kilómetros de Puerto Viejo, y es la puerta de entrada a la reserva natural Gandoca-Manzanillo. 

Caminando por un estrecho paseo entre la jungla y el mar, se llega a la maravillosa playa de Punta Mona (la historia cuenta que fue Cristóbal Colón quién le puso este nombre cuando descubrió la zona, debido a la gran cantidad de monos aulladores que la habitan). 

El paseo continua hasta el río Sixaola que hace frontera con Panamá.

Disfruta el caribe, visita Finca Chica

¡Simplemente porque deseas lo mejor!